Archivo de la etiqueta: CUARTO PODER

Sobre Courtois y los palos de la prensa

Publicaba el 12 de noviembre Quillo Barrios, un artículo en La Galerna https://www.lagalerna.com/thibaut-courtois-porteria-a-cero/ sobre que ya no se hablaba de Thibaut Courtois, cuando hacía menos de un mes le caían palos desde la mayoría de medios deportivos.

El titular “Ya no se habla de Courtois” me pareció muy tibio para describir que los medios habían dejado de atizarle. Y así lo constaté:

El titular debería ser “Ya no cargan tintas contra Courtois”.

Matizando: “Courtois seguía ofreciendo dudas y un sector de la prensa -curiosamente aquel afín a Keylor Navas- empezó una campaña sangrante.“. No, no, no, se subían al carro de atizar y cuestionar a Courtois de manera exagerada e injusta, periodistas que también habían criticado a Keylor. No se trata de periodistas afines a Keylor o afines a Thibout, no nos engañemos, no caigáis en la trampa, se trata de periodistas que se suman al jolgorio, al ruido de atizar al Realmadrid, cuestionarle, ponerle peros, pegas, quejas y cualquier flanco es susceptible de ello. Se trata de cargar tintas mientras que con el Atleti le quitan hierro al asunto, cualquier asunto. ¿Acaso no escucháis ElRadio de Richard Dees? Los ejemplos son diarios, numerosos y contundentes.

Se trata de la prensa echando leña, caldeando ambientes, fabricando titulares y generando debates donde no los hay, siempre que se trata del Realmadrid. ¿No os acordáis de sus titulares favoritos? “Otra vez lío en la portería”, “El debate de la portería”, “Desde Casillas no ha habido estabilidad en la portería”, “Lo de Kepa es un error que le perseguirá siempre al Realmadrid”, etc. Son letanías falaces, insostenibles pero recurrentes para este tipo de periodismo deportivo donde imponen su arbitrario gusto y exigencia solo para el Realmadrid.

Son ellos, los medios los que ponen el foco, la diana en cualquier tontería y el coro, el gallinero, los tertulianos hacen la sangre, rematan la faena con su OPINIÓN. No hay análisis decente, serio, profesional, que sostenga las opiniones generalmente drásticas, totalitarias, tajantes, vehementes que hacen los chicos de la prensa… que insisto, no se trata del mundo culé sino de la SER, Marca, AS, Cope, Radiomarca, Ondacero, Goltv, Chiringuito, etc. que solo saben/quieren rellenar con el Realmadrid. Y claro, como no hay noticias relevantes cualquier nimiedad sirve para que la opinión de uno lo cuestione y todos los demás se suman a esa especulación y ya tenemos la pira hecha para quemar al portero, al entrenador, al reglamento interno, a la directiva, a cualquier cosa del Realmadrid que ellos elijan sin ton ni son.

Así que, no Quillo, eso de estar permanentemente en el foco no es culpa del Realmadrid como, desgraciadamente, señalas (no hay duda de que el mal hacer de la prensa deportiva te parece el normal y correcto proceder de la prensa deportiva; craso error), cuando afirmas lo siguiente: “Supongo que tiene que ver con la exigencia del propio Real Madrid, aunque no deja de sorprenderme.” No confundas, ni confundas a los demás, la exigencia periodística con la del club o la del aficionado.

Es el truco, el estúpido axioma, al que recurren para restar méritos, desmerecer logros, desprestigiar conquistas, menospreciar buenas actuaciones en aras de esa exigencia periodística siempre inalcanzable, que solo le ponen al Realmadrid escudados en formalismos protocolarios de aspiraciones y deseos de competir y conquistarlo todo, dando lo mejor de cada uno. Esta aspiración, que es muy común a todos los equipos de conquistar todo lo posible dándolo todo, se transforma en un listón para el Realmadrid en que si no lo logra todo en todo momento, entonces está por debajo del nivel de mínimos y suspende siempre.

Que se coopere y se de coartadas a este tipo de periodismo infumable que nos toca padecer, como si no fuera responsabilidad suya, como si estuvieran obligados a poner bajo el foco un debate en la portería que ellos mismos crean sin necesidad, es un error; debemos señalarlos. Hay que recordar que la información en la Cope, se conforma con la opinión de sus tertulianos, como ha reconocido Castaño, y si esta opinión dice que hay un debate en la portería o que Courtois está muy, pero que muy mal, sin ser cierto, pues se hace y punto. Y ahí queda. Para que meses después se crea que el debate era justo.

La histeria del periodismo deportivo sobre el Realmadrid es común a todos esos medios citados antes. Todos, a la vez, tratando el mismo tema de la misma manera exagerada y lapidatoria para el Realmadrid, este ambiente ¿no creará la sensación injusta de que en verdad se estaba viviendo una hecatombe, cuando no lo era?

¿Cuántos partidos ha perdido esta temporada el Realmadrid? Al primero, ya se pedía la cabeza de Zidane. Todos esos medios hablando de lo mismo, hacen creer a muchos de sus usuarios, oyentes, madridistas que se está al borde del apocalipsis e incluso aquí, como está de actualidad (la que ponen esos medios de forma torticera y exagerada, insisto) pues también se suma al debate y al juego de pedir la cabeza de Zidane.

¿Cuántos partidos ha perdido el Atleti? ¿Va mejor o peor que el Realmadrid? ¿Cuántas veces se ha pedido desde los medios su cabeza? Las pegas al juego del Atleti y su pobre capacidad goleadora hasta la fecha han salido de los aficionados, no de las tertulias y programas deportivos que cuando trataban estas quejas, disculpaban al Cholo, quitaban hierro y veían el vaso medio lleno siempre con un tono de mesura tan contrario al exaltado que se exhibe con el Realmadrid. Las quejas y peros al Realmadrid primero salen de la prensa y luego las instalan en el imaginario colectivo a fuerza de repetirse tanto en tantos sitios.

No están obligados por la actualidad, Quillo, ellos imponen esa actualidad según lo que ellos creen que es intolerable que en el caso del Realmadrid es todo, como por ejemplo el reglamento interno del Realmadrid.

Ellos elevan a solemne auténticas memeces y nimiedades. Y forman un caldo de cultivo histérico del que no se libra nadie y salpica toda existencia llegando a contaminar a sitios que podrían considerarse referentes madridistas.