El otro mundo de Raúl

RAÚL ESTÁ EN OTRO MUNDO

1024px-Raul_2011-08-03

La mayoría de la gente sigue una rutina diaria para sumergirse en el mundo laboral que por lo general es tediosa y molesta, ya sea en el atasco diario o en la congestión del transporte público. Se padece y se soporta con resignación, no hay otra. Es el común de los mortales. Fastidio que se repite cuando se hace la compra o en algunos locales de ocio porque los demás también van a la misma hora. Pero hay una minoría que vive alejado de los atascos, colas, aglomeraciones, esperas, turno para que te atiendan en las tiendas, porque pueden permitírselo. Son millonarios. Estos cuando circulan van por el sentido donde no hay atasco, cuando llegan a los sitios les atienden directamente, tienen las cosas en su momento y están, literalmente, viviendo otro mundo distinto del resto de los mortales, aunque estemos en el mismo.

Raúl, el gran 7 del Real Madrid, heredero de otro mítico 7 como Butragueño y predecesor de CR7, está en ese mundo. Y en ese mundo de fantasía donde todo es de color de rosa, donde se llevan bien y de forma cordial, donde las formas miden la elegancia y la imagen cotiza en sus carteras y contratos, no llega el hedor, los sudores, las carreras, los agobios y sinsabores que padece esa ciudadanía de a pie. Eso es algo de otros tiempos. Raúl se codea con una élite que no vive el trasiego del madridista común de España que padece la mala baba de la prensa deportiva diaria.

El día a día del madridista en los programas deportivos, que en realidad son de fútbol, de los medios generalistas como Cope, ondacero, Ser, radiomarca, Cuatro, rne, etc., que cotizan en el EGM (el Estudio General de Medios que cada vez que sale todos dicen que han ganado, ellos nunca pierden ni oyentes ni audiciencia sino la competencia), ese día a día es como ir al trabajo. Algo muy fastidioso.

Al madridista le brean cada día en la mayoría de esos medios citados con recurrentes debates, aunque no tengan visos de realidad, pero rellenan con la joya de la corona, es decir el Real Madrid, y de forma polémica porque creen que así es más interesante. Los debates que plantean no se hacen con los demás equipos. La exigencia de quién debe ser titular o a quién hay que fichar y por cuánto, no se hace con nadie más. La especulación constante da cabida a un sinfín de opiniones y sensaciones (es el nuevo periodismo donde la opinión del tertuliano-periodista es más importante que el hecho) que cuestionan todo lo que se hace y lo que no se hace en el RM.

Así tenemos que el Real Madrid de Zidane, en un año, a pesar de haber estado 40 partidos invicto y ganar 3 títulos 1) no juega a nada, 2) Zizou no sabe ni tiene nivel y 3) gana de suerte. Este hostigamiento que sufre a diario el madridista, Raúl lo desconoce. A pesar del gran olfato que siempre ha demostrado tener Raúl para el gol en su carrera deportiva, las burlas, las invectivas, los disparates, la vehemencia y las insidias que lanzan la legión de periodistas que pululan en esos medios, ni lo huele.

Raúl vive en otro mundo. No saben cómo se las gastan en la multitud de programas deportivos de estos medios. No tiene ni idea de la vehemencia con la que juzgan cosas anecdóticas y cómo elevan a solemne auténticas memeces como si no hubiera un mañana. Y de esa manera le parece normal fotografiarse con Stoichkov en una sede del Barça, porque él cumple con su trabajo de representante de la Liga y por tanto, de todos los clubes, ajeno al pim, pam, pum que se prodiga en los medios contra el Real Madrid. Por eso habla con educación con un diario antimadridista como Sport y quiere ser elegante y no afear al Barça. Ya se sabe, concordia, llevarnos todos bien, estamos en el mismo barco que es la Liga, que le está dando un pastón por pasear y lucir palmito… En el mundo de Raúl no llega el hedor de la prensa y la forma draconiana de juzgar al Real Madrid. Está en otro mundo, privilegiado y ajeno al verdadero enemigo del madridista que anida en los medios.

Pedja Mijatovic sí sabe lo que se cuece en los medios. Ha estado en alguna tertulia, sabe de qué pie cojean. No vive en el mundo de Raúl. Y por eso su inteligente y coherente comportamiento es apreciado por el madridismo.

A Raúl le han zarandeado y despertado de ese mundo bonito y le han hecho ver que en el mundo real se está armando un buen jaleo por ser tan elegante con el Barça, cuyos representantes, simpatizantes, ex jugadores y periodistas filoculés siempre tienen alguna china, dardo, cizaña, desprecio a mano, aunque sea falaz, para escupirle al Real Madrid y por ende, al madridista. Es entonces cuando baja al mundo real y concede una entrevista para clamar su madridismo y buenismo porque aspira volver al Real Madrid. No sabe con lo que va a tener que lidiar. Para elegancia y diplomacia el Real Madrid ya tiene a Butragueño. Raúl se dedicará a lo que sea en el Real Madrid pero debe espabilar y saber que esos periodistas no son sus amigos, sino los enemigos del Real Madrid. Pero se someterá al chantaje modus operandi habitual de la prensa canalla de tener amigos que me defiendan a uno, aunque ataquen al club.

Raúl, en su mundo, no sabe que mientras en el campo está el rival a batir, el enemigo anida en los medios. Ya va siendo hora de que se entere. Y estoy seguro de que lo hará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s