Archivos Mensuales: agosto 2015

The Knick

THE KNICK

Fascinante. No se me ocurre mejor apelativo para describir la serie. The Knick, es el apócope del nombre del hospital The Knickerbocker en Manhathan, epicentro de la trama.

El doctor Thackery es el jefe de cirugía. Es brillante, ambicioso y antepone su afán en pro de la investigación a la empatía que demanda el enfermo que a veces, parecen conejillos de indias en su mesa de operaciones. Los avances e innovaciones en el campo de la cirugía que persigue tienen un alto coste de vidas humanas. El límite de la ética se cuestiona y traspasa.

Año 1900. Nueva York. Llegan centenares de emigrantes todos los días. Las penurias de esta gente en las tremendas condiciones de una ciudad insalubre -retratadas de forma magistral- ponen a prueba al equipo del hospital. No sólo a los médicos sino a su gerencia, tan importante en la trama como el equipo médico.

Me llama la atención lo bien retratado que está las diferentes clases sociales y sus distintas moralidades… las distintas miradas … el racismo… los aprovechados,.. los ignorantes… la pasión humana que trasciende edades y no hace distinción de clases como tampoco la enfermedad.

En una de las subtramas de la serie vemos cómo una “enfermedad de pobres” afecta a los ricos, en palabras de uno de los protagonistas, y lo más interesante es cómo se desenvuelve esa investigación y sus asombrosas conclusiones.

Es rica la serie en ambientación. No sólo el decorado y vestuario sino la labor de inmersión y documentación de los guionistas en cómo se entretenía la gente en aquella época. Usos y costumbres que me dejan pasmado.

Un ejemplo divertido y bien aprovechado de estos detalles basados en la realidad, lo protagonizan los enfermeros de la ambulancia del hospital, que de una forma natural se lían a mamporros con sus homólogos de otro hospital, por ver quién se lleva al enfermo.

Una serie para aquellos que disfrutan del detalle bien cuidado y elaborado. Quién sienta curiosidad por cómo era, cómo se hacía, cómo se las apañaban o por los primeros pasos, disfrutará de la serie plenamente. Eso sí, la serie se lo pone difícil a quién no tenga estómago para ver un poco de sangre y cierta casquería; no olvidemos que hablamos de cirugías en los albores del siglo XX.

Steven Soderberg dirige todos los capítulos. No hace falta decir más. Está genial. Así como Clive Owen está de premio. La nominación a los Globos de Oro en 2015 como mejor actor en una serie dramática, se me queda corta aunque no le pongo ningún pero al ganador, Kevin Spacey por su brillante House of Cards.

El personaje de Clive Owen está inspirado en William Stewart Halstead (1852-1922), un brillante médico estadounidense pionero en la cirugía. Era adicto a la cocaína y morfina y como curiosidad, fue el precursor de la utilización de guantes de goma en las operaciones quirúrgicas, aunque su impulso fue por proteger una dermatitis de un ayudante y no como medida aséptica en la operación, algo en lo que cayó años después.

Es una serie que recomiendo fehaciente y vehementemente. Me enganchó. Las tramas están desarrolladas tan brilllantemente que las dosis de intriga, misterio, acción, sorpresa y horror garantizan el placer de los más seriéfagos como yo; un plato exquisito para devoradores de series.

Hay una segunda temporada en marcha. La espero con ganas.

Kovacic. Un ¡Zasca! a la prensa deportiva.

No tenían ni idea ¡oiga!. Ellos que cacarean que ya adelantaron tal o cual fichaje, que fueron los primeros en decirlo, que ya lo sabían y, lo más gracioso, que lo hacen por nosotros, el aficionado. Jajaja. Desde hace tiempo estos alardes se los toma a chufla cualquier aficionado medio con dos dedos de frente que los haya seguido. Ya sabéis que para ellos el rumor es algo noticiable (¡toma palo a la más elemental esencia periodística! ¿para qué contrastar? y si lo hace ¿cómo se rellena entonces cuando me lo desmientan?) y al comentarlo en sus innumerables tertulias con la que nos bombardean desde los medios generales del EGM que se dedican a esto del fútbol, que no del deporte. Y digo, esto del EGM, porque son las que llegan a las masas, a pesar de que cada vez hay más reductos en internet dónde hay una visión para sus equipos sin animadversión de serie, en este caso para los madridistas.

Marca, AS, radiomarca, ondacero, cope, ser, Los Manolos de Cuatro, Jugones… a todos les ha pillado con el paso cambiado. La Gazzetta del Sport lo suelta el domingo y Mancini lo confirma el lunes. Nuestros medios en la inopia. Y son más numerosos que los de otros países, pero por lo visto indagan/trabajan mucho menos, bueno, no, en recopilar rumores son campeones… Marca incluso llevaba en la portada que Benítez quería un medio defensivo y resulta que Kovacic es ofensivo. AS, como buena viuda de Casillas, llevaba en la portada su debut con el Oporto. Cada loco con su tema o su obsesión. (Alguna vez nos tendrán que explicar quién ha decidido que TVE pague por la retransmisión de los partidos de pretemporada ¡del Oporto! que tiene su tela).

Ha pasado lo que más rabia les da, que la dirección deportiva del Real Madrid se haya movido en sigilo, discretamente para cerrar este acuerdo, sin filtraciones. ¡Y eso no puede ser! Para ellos es dejarles con el culo al aire. Aquello de lo que más alardean, incluso, es lo que publicitan como reclamo diferenciador para escuchar su medio “lo escuchaste primero en…”. No han podido presumir de lo que más les gusta que ellos fueron los primeros. ¡Vaya afrenta!

¡Qué se prepare el Real Madrid! Otra vez. Ya pasó el año pasado cuando ficharon a James, dónde les pilló por sorpresa y empezaron a calificarlo como un “capricho innecesario” y desprestigiar la trayectoria del chaval por pura ignorancia y mala leche “¿quién es este?”, “sólo ha despuntado en el mundial”, “¿qué ha hecho?”, etc. maledicencias motivadas ¡vete tú a saber a cuál de las innumerables y bastardas intenciones de estos tertulianos corresponde!. Les pilló por sorpresa y venga a atizar y ya hay relleno seguro. Como todo lo que soltaron y vaticinaron de James se les volvió rana, “fueron otros”, “siempre me pareció bueno”, ahora se cortaran un poco en sus sentencias. Pero como el ¡zasca ha sido mayúsculo! dentro de su mundillo, por supuesto, no han tardado mucho en calificarlo como caro y puesto equivocado, porque tiene plantilla de sobra jajaja.

Ha sido divertido.

Para los que quieran saber quién es Kovacic, en este artículo http://www.lagalerna.com/mateo-kovacic-el-refuerzo-deseado/  explican muy bien quién es, fuera de la rabia y fobia que caracteriza a estos medios del EGM en su continuo cuestionar y exagerar cualquier cosa del Real Madrid. 😉