Archivos Mensuales: enero 2014

SUPERBOWL

superbowl 2014SUPERBOWL

El próximo domingo, 2 de febrero tendrá lugar la final de todas las finales de todos los deportes. Todo a lo grande. Puro espectáculo. El fútbol americano, la NFL, tienen su gran fiesta.

He aquí algunos datos de esta espectacular cita para mis amigos neófitos del fútbol americano.

Sobre el evento

Más de 110 millones de espectadores.

En la reventa oficial una buena entrada cuesta 3000 $

30 segundos de publicidad cuestan más de 3’5 millones de dolares.

Las actuaciones del intermedio del partido son un punto de interés mundial, foco de comentarios y críticas al margen del partido (como el famoso “teta fuera” de Janet Jackson).

Este año los protagonistas del show musical serán Bruno Mars y Red Hot Chili Pepers; en principio, suena muy bien. Atención a la coreografía para montar y desmontar los escenarios en un pis pas.

 

Sobre la sede

Primera vez que se juega al aire libre en una ciudad del norte. Es decir, que en invierno, hace frío, no como en Florida o Canarias.

La elección de la sede fue polémica. Se juega en el campo de los Jets de Nueva York que están en New Jersey, el MetLife Stadium. Es un campo abierto. Estamos en invierno en una ciudad del norte. El clima va a incidir tanto en el juego como en el espectáculo. el frío, el viento, la lluvia deslucen cualquier espectáculo, más cuando lo vendes por todo el mundo y la NFL saca pecho de su gran fiesta.

No es lo mismo el juego de pase con lluvia, viento y frío que sin él.

El equipo que  tenga un juego de carrera poderoso (Seattle Seahawks se verá menos afectado que el equipo que basa su ataque en el juego de pase (Denver Broncos). Un factor que no debería ser determinante pero sí a tener en cuenta.

Aún todavía nadie atina a explicar el por qué se eligió esta sede. El tema no es baladí. La NFL estableció un plan de contingencia por si las condiciones meteorológicas eran muy malas poder aplazar el partido al día siguiente. (Recordad los niveles de alerta y las imágenes que nos han llegado del frío polar que han sufrido hace poco en la costa este)

El precio de la reventa no se ha disparado como en anteriores ocasiones… tal vez, a las aficiones de Seattle y Denver les entre pereza para un viaje tan largo hasta Nueva York, pasar frío y gastarse 2500 dólares en una entrada decente.

Es el estadio más caro del mundo (hasta que construyan los del mundial de Qatar) pues les ha costado más de 1200 millones, de ahí que tal vez se quiera rentabilizar cuanto antes a pesar de la controversia suscitada.

 

Sobre el partido

Han llegado los máximos favoritos de sus respectivas conferencias.

El mejor ataque, Denver Broncos, contra la mejor defensa, Seattle Seahawks.

Es la quinta vez que el mejor ataque se enfrenta contra la mejor defensa en Superbowl.

Sólo una vez ganó el mejor ataque a la mejor defensa. Curiosamente, en aquella ocasión (1990) los Denver Broncos eran la mejor defensa y sucumbieron por 55-10 ante los San Francisco 49ers, liderados por la gran leyenda de este deporte, Joe Montana, el mejor quarterback del siglo XX. Para decir de la historia hay que esperar que Peyton Manning, el gran protagonista de esta Superbowl, acabe su carrera (sí, sí, ya sé que Tom Brady puede y debe estar a su altura, por sus logros -5 superbowl y 3 anillos- no se me enfanden los fans de los Patriots).

La última vez que se enfrentaron estos equipos fue en 2010 y los equipos de entonces no tienen nada que ver con los actuales.

Sobre los equipos

Los Denver Broncos han batido todos los récords de ataque. Han anotado 606 puntos, el primer equipo en la historia que supera en temporada regular los 600 puntos.

Repito, el mejor de la historia.

Su quarterback, Payton Manning, considerado por muchos analistas como el mejor quarterback de la historia, ha jugado su mejor temporada con 37 años. Ha batido el récord de touchdowns conseguidos por un quarterback.

Será su tercera Superbowl y sólo ha ganado una (4 de febrero de 2007 por 29 a 17 a los Chicago Bears).

Es el primer equipo en toda la historia que tiene 5 jugadores que han anotado 10 o más touchdowns durante la temporada regular.

Promedian 457 yardas por partido. 340 son de pase.

El ataque más espectacular que nos podamos imaginar está garantizado en la final.

Es la 7ª Superbowl que disputan los Denver Broncos. Los equipos que más Superbowl han jugado son los Dallas Cowboys y Pittsburg Steelers con 8.

Para los Seattle Seahawks es segunda vez en su historia que disputan una Superbowl. (El 5  de febrero de 2006 perdieron contra los Pittsburgh Steelers por 21-10).

Tienen el mismo ránking que los Broncos en temporada regular: 13 victorias por 3 derrotas.

Pero son la mejor defensa con diferencia de toda la NFL. Tan sólo han permitido que les anoten 14 puntos por partido de media. En total les han anotado 231 puntos (sólo hay tres equipos de los 32, que han conseguido que les anoten menos de 300 puntos)

Es el líder en yardas permitidos por partido. Tan sólo les hacen 273 por partido. Son el equipo que menos yardas permiten de pase (la especialidad de los Broncos).

Es el equipo con más robos de balón: 39.

Y ha realizado 28 intercepciones en 16 partidos (la temporada regular dura eso), la mejor marca de la historia en la NFL.

Tienen al líder de la liga en intercepcione (8)

Tres defensores de la línea secundaria son elegidos para el pro-bowl (el equivalente a un all-star)

El mejor balance entre balones perdidos y recuperados: 20 positivos.

En definitiva, la mejor defensa posible para enfrentarse a los Denver Broncos.

Y ojo con su ataque. Es el octavo mejor de la liga con una carrera demoledora y su atípico quarterback (tan sólo mide 1’80 y eso es un hándicap para otear el horizonte ante las moles que se le echan encima) de gran movilidad capaz de sorprender a la defensa más pintada (después de ellos, claro).

Todo servido para disfrutar de un gran espectáculo deportivo en mayúsculas, sobre todo, si te gusta este juego y no te importa trasnochar a pesar del día laboral que te espera.

Una cita que disfrutaré un año más con sumo placer.

(En España se emite por Canal Plus a las doce de la noche).

De apuestas y milagros

Reconozco que soy más porfiador que apostador. Soy más bien del dicho “Porfiarás, porfiarás pero nunca apostarás”. Sin embargo, he hecho mi primera apuesta deportiva oficial.

¿Por qué? Me he dejado llevar por una estadística curiosa y sorprendente. Más que una estadística es una casualidad. Algo que se viene repitiendo durante los últimos 4 años.

Si este año se cumple dejará de ser una casualidad para convertirse en una superstición. La estadística se convertirá en una leyenda, en un mito, en una maldición o bendición, según se mire.

Estaremos ante algo más propio de la invención e imaginación de Hollywood que de un asunto deportivo, aunque el deporte nos haya regalado inimaginables gestas que rápidamente las retrató el cine.

El próximo fin de semana comienzan las primeras eliminatorias del gran espectáculo que es la NFL; el fútbol americano.

Desde el año 2009 se da la siguiente circunstancia o casualidad: el equipo que juega por primera vez en el campo de los Eagles de Filadelfia, gana la Superbowl. Ahí es nada. Es el campeón.

Da igual que sean favoritos o no y si ganaron o palmaron ese partido. Al que le toque estrenar la casa de los Eagles tiene premio al final: se proclaman campeones.

Lo fascinante del caso es que se da nada más empezar la liga (como muy tarde tu primer partido en casa lo juegas en la tercera jornada), donde todos los equipos aún están ajustando defensas, ataques y empiezan a rodarse en la competición. No hay ni mucho menos, favorito alguno, es demasiado pronto. Es más, equipos que se creían que lo iban a pasar mal, se ajustan y empiezan a tener resultados buenos y viceversa.

En la temporada del 2009,  el primer equipo que jugó en casa de los Eagles fueron los Saints de Nueva Orleans y se proclamaron campeones de la Superbowl.

En 2010 fueron los Green Bay Packers los que abrieron la temporada de casa de los Eagles y al final fueron los campeones. Con la curiosidad de que los Packers tuvieron que jugar los wild card (así se llama a la primera eliminatoria que empieza este fin de semana) contra los Eagles en casa de estos, es decir, no eran ni siquiera favoritos para el título final ya que tuvieron que jugar los playoff (siguiente eliminatoria después de jugarse los wild card) y la final de conferencia en campo contrario.

En 2011 los NY Giants y en el 2012 los Ravens, fueron los que estrenaron el campo de los Eagles de Filadelfia y se convirtieron a la postre, en sorprendentes campeones ya que, sus oponentes eran los favoritos (New England Patriots y San Francisco 49ers respectivamente).

Sin embargo, este año los Denver Broncos son los grandes favoritos. Cuentan con el gran Payton Manning que a sus 37 años sigue batiendo récords. Pero para llegar a la Superbowl, tendrán que imponerse en la final de su conferencia (no dudamos de que lleguen) a los New England Patriots (que a pesar de sus muchos contratiempos en lesiones y bajas siguen dando guerra hasta el final; con ellos siempre hay que contar) o a los Chiefs de Kansas City que están muy fuertes este año. Este es el pronóstico que hace todo el mundo. Es coherente y con altos porcentajes de que ocurra pero ahí en medio, en esa conferencia está nuestra cenicienta.

¿Quiénes estrenaron el campo de los Eagles esta temporada? Los San Diego Chargers.

¿Cómo van? Se clasificaron de milagro para jugar esta eliminatoria del próximo fin de semana.

Jugaban contra uno de los favoritos para apartar a los Denver Broncos de Payton Manning de la final, los Chiefs de Kansas City. Y atención porque ocurrió un milagro: a falta de 8 segundos, marcador en tablas, los Chiefs fallaron lo que casi siempre se mete, un Field Goal de 41 yardas. De estar eliminados y acabar con esta sorprendente casualidad a una oportunidad más en la prórroga. Los Chargers metieron su Field Goal de 35 yardas y el milagro terminó por gestarse (incluida jugada polémica por infracción de los Chargers que los árbitros no se percataron pero que reconoció la NFL después).

Chiefs vs. Chargers

Algo importante: el rival jugó con sus suplentes, guardó a sus estrellas. Veremos al final si esa medida prudente fue buena.

Para que el sueño imposible que marca una curiosa estadística se cumpla, nuestra cenicienta tiene que eliminar a los grandes favoritos antes de la superbowl. Una misión del agente Ethan Hunt y su equipo, parecería más factible que el milagro deportivo que requieren los San Diego Chargers para su proeza.

Este domingo, a las 7 de la tarde (hora peninsular) empieza el primer paso para llegar a la gloria y que fascinante casualidad sea tenida en cuenta o se esfume.

Veremos si en estos emocionantes partidos que se acercan tendremos un nuevo milagro o se acaba con una casualidad que no hay dato razonable que lo sustente o explique y tal vez, por eso nos fascina.

P.D.: Cuando realicé la apuesta a principio de temporada, llevado por esta extraña, fascinante y curiosa casualidad se pagaba 80 a 1. Si se consuma el milagro y ganan la final, la temporada que viene creo que haré mi segunda apuesta deportiva, aunque todavía no sé quién estrenará el campo de los Eagles será más alta que los cinco euros que me jugué en septiembre.